Se trataba de una vivienda de 68 m2 útiles con tres dormitorios y un solo baño. Los dormitorios muy grandes y el salón muy pequeño. Estaba en un estado para reformar por completo. Además de realizar una reforma de la vivienda con una mejor distribución de los espacios, se piensa en mejorar la calificación energética. 

La propuesta de reforma se basa en ajustar los dormitorios manteniendo los tres, pero haciendo una redistribución del espacio de forma que el salón y el dormitorio principal se mantienen en la fachada principal. Se amplia el salón. Donde había un baño se obtienen dos (uno con bañera y otro con ducha) y se decide cambiar la posición de la cocina, que se sitúa próxima al salón, conectada con él física y visualmente, ampliando el espacio, pero al mismo tiempo se mantiene independiente con acceso independiente desde el pasillo y separandose del salón mediante una puerta de vidrio, de forma que permita el paso de la luz pero no los olores si se está cocinando.

Al mismo tiempo se estudia la situación energética de la vivienda, aprovechando para colocar aislamiento térmico en los cerramientos exteriores y se sustituyen las ventanas por una carpintería de pvc de 7 cámaras con vidrios 4/20/6 con control solar, que garantizan un buen aislamiento tanto acústico como térmico de la vivienda. La vivienda disponía de calefacción mediante radiadores eléctricos y agua caliente mediante un termo eléctrico. Se realiza instalación de caldera de gas natural de condensación y sistema completo de calefacción mediante radiadores. Con todas estas mejoras, se consigue mejorar la calificación energética de la vivienda subiendo de una F a una calificación C.

 

Estado: Terminado
Año: 2015
Cliente: Privado

Pide Presupuesto